Recetas,  Recetas de AOVE Conde de Benalúa

Receta de Aperos del Jornalero con Aove Conde de Benalúa Especial

Hace un tiempo que queríamos enseñaros una receta de Conde de Benalúa digna de los jornaleros de los olivos, personas que merecen un reconocimiento muy especial a su duro trabajo y esfuerzo, quienes día tras día se prestan en la recolección de aceitunas para brindarnos un aceite excepcional. Y para ellos, se ha creado esta receta de Aperos del Jornalero con el Aceite de Oliva Virgen Extra Conde de Benalúa. Primero crearemos una masa base del trampantojo, que posteriormente la haremos crujiente, terminando por la creación de regañás muy sabrosas junto a una masa fatayer. ¿Suena bien, verdad?

 

Receta de Aperos del Jornalero con Aove Conde de Benalúa Especial

 

Dificultad: Media | Duración: 30-60 minutos

Ingredientes:

  • 100gr de pan o brioche (el segundo sale mejor)
  • Una botella de AOVE Conde de Benalúa Especial
  • Queso philadelphia
  • Sal
  • Para la gelificación:
    • 100g de Almíbar (opcional)
    • 10g de gelatina en polvo
    • Tinta de Calamar
  • Para la parte crujiente:
    • 30g de Maicena
    • Colorante (verde de cocina y negro/tinta)
  • Para las regañás:
    • 200gr de Harina
    • 50ml de Vino Blanco
    • Tomillo y ajo rallado
  • Opcional:
    • Pimiento rojo, atún, aceitunas verdes, anchoas.

 

Preparación:

1. Masa Base de Trampantojo

Para esta masa usaremos brioche para darle un toque muy suave y esponjoso, aunque también podemos usar pan pero antes aconsejamos ponerlo en remojo para ablandarlo y darle el aspecto que tiene el brioche. Lo dejamos en remojo durante el tiempo que hagamos el baño de gelatina. Mientras amasamos el pan, le echaremos unas gotitas de Conde de Benalúa y una cuchara sopera de queso philadelphia, junto a una pizca de sal. Se puede usar un poco de pimiento rojo y atún para darle un toque mas fuerte en sabor, junto a unas aceitunas verdes o incluso unas tiras de anchoas.

2. Gelificación y crujiente

Para la gelificación, daremos un baño de gelatina con unos 400g de agua para una base y si queremos darle un poco de salmuera , o bien un caldo de pescado si se quiere dar un poro de alegría a las variaciones, incluso se puede usar en distintas masas para la gelatina y así dar unos trampantojos diferentes unos de otros. Como opcional, si se le desea dar un brillo que resalte se le añadirá 100g de almíbar. Por último, usaremos la gelatina en polvo junto a la tinta de calamar (cuidado de no pasarse con ésto último, ya que puede fortalecer mucho el sabor en acidez) a la gelificación, y lo dejamos reposar.

En esta parte, vamos a poner crujiente la masa que hemos creado. Usaremos una sarten media a fuego medio/fuerte (un 7 de 10 en intensidad), unos 120ml de nuestro Conde de Benalúa y cuando esté caliente el aceite echaremos el agua en 200ml junto a la maicena y un poquito de colorante y, sin dejar de remover, dejamos que se vierta la mezcla para que suelte el exceso de líquidos. Veremos que poco a poco, bajando la intensidad del fuego, se irá tomando forma crujiente. Lo extraemos una vez hecho con la ayuda de una pala de lengua para darle la forma que deseemos (en nuestro caso hemos decidido hacerlo de forma de plato crujiente).

3. Regañás aromatizadas

Para crear las regañás, verteremos en un bol hondo la harina de media fuerza, medio vaso de agua, el vino blanco y un chorreoncito de Conde de Benalúa. Mientras removemos, le echaremos una cucharadita de sal, junto a la aromatización de un poco de tomillo y ajo rallado. Mientras removemos, amasamos repetidamente sin dejarlo reposar hasta obtener una masa lisa, estirarla de la forma que se desee. En nuestro caso, hemos decidido crear ‘listones’ largos y delgados, para crear como una cuchara de regañá que irá acorde con nuestro plato que habíamos creado anteriormente. Precalentamos el horno, y posterior lo introducimos a hornear 120º durante unos 10-15 minutos.

4. Masa fatayer

Por último crearemos la masa fatayer. La haremos mientras se hornea las regañás, mientras le echamos un vistazo al horno para que no se quemen. Realizaremos la masa y la trabajaremos hasta que la tengamos lista en un bol. Le añadiremos la harina de media fuerza junto a 5gr de levadura fresca, y sin dejar de remover, lo juntaremos con una cucharadita de sal y el azucar. Una vez que se ha amasado un poco, le añadiremos un buen chorreoncito de Conde de Benalúa junto a medio vaso de leche tibia (cuidado de no calentarla mucho, pues podría estropear nuestra masa). Mientras amasamos, un toque de colorante en tinta de calamar. A estas alturas, las regañás deberían haberse terminado, meteremos la masa fatayer en horno de 180º durante 6-8 minutos.

Con esto, tendríamos ya nuestros Aperos listos para servir. ¡Que lo disfrutéis!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *