Conservas Caseras con Aceite de Oliva

conservas tarros aceite

¿Conoces cómo hacer conservas caseras con aceite de oliva? Muchas veces tu abuela te mostraba la forma más eficiente de conservar tus alimentos por largos períodos que si de queso, carne, pescado, las setas del monte, tomate y mucho más. Es una técnica muy fácil de hacer y que ha pasado por generaciones incontables (¡y que siga pasando!) debido a su potencial sistema de conservación. En nuestro caso, vamos a explicar las conservas en aceite de oliva (pueden ser de girasol, pero no las recomendamos en absoluto debido a que no tienen las propiedades organolépticas que tiene el aceite puro de oliva).

El efecto más poderoso del AOVE, que bien lo conocemos por ser el virgen más extra posible, es del antioxidante natural. Cuánto más tarden en deteriorarse los alimentos, mejor conservados estarán. Estos datos están basados en estudios realizados por diferentes universidades, pero como nos encanta nuestra tierra, os dejamos con el estudio de la facultad de farmacia de la Universidad de Granada. Por ello, es muy recomendable usar un buen aceite de oliva virgen extra, a ser posible que sea Picual (por su retrasador de oxido natural) y de cosecha temprana, por su alto contenido en polifenoles.

Elaborar conservas caseras con aceite de oliva, ¿qué ventajas tiene?

Uno de las mejores cosas que tiene el aceite de oliva es que, gracias a sus antioxidantes, conseguimos una ventaja enorme como conservante natural de nuestros alimentos. Por desgracia, el uso de esta técnica está de capa caída en los últimos años debido a que la necesidad es menor. Pero pensamos que hay que verlo desde otra perspectiva; desde la forma del placer culinario y que tú podrás controlar que alimento y que aceite de oliva vas a utilizar para tu conserva casera; y no que te lo imponga la prefabricada.

Una de las ventajas más fructíferas de hacer tus propias conservas caseras es que eliges que vas a comer en tu día a día por periodos largos. Por ejemplo, si tienes un queso añejo que quieres mantener por largos períodos, puedes meterlo en un bote lleno de aceite de oliva virgen extra (insistimos en que uses la mejor calidad debido a las propiedades íntegras de esta variedad) y mantenerlo por mucho tiempo. Además, conservará la frescura del primer día. Esto puedes hacerlo con lomo de orza, cerdo, hortalizas, berenjenas, tomates, etc.

Añade a ésto último la rapidez a la hora de cocinar el plato del día y que puedes tomar todos tus alimentos preferidos fuera de temporada, sin necesidad de ir a comprarlo al supermercado sólo cuando está disponible. Abre el bote de cristal y tendrás unos entrantes o incluso tapas para acompañarlos de tu bebida preferida.

conservas caseras en tarros

Cómo hacer conservas caseras con aceite de oliva

Vamos a pasar a explicar el proceso de creación de las conservas en simples pasos para conseguir que tus alimentos preferidos te duren muchos años. Huelga decir que por supuesto debes tener buenos productos tanto en el alimento a conservar como en el aceite de oliva virgen extra, sino acabarás conservando algo que te durará pero no sabrá en condiciones. Recomendamos escoger productos frescos y a ser posible naturales y ecológicos; evitando agujeros y roturas que tuviera.

Comencemos con el proceso de la conserva casera:

  1. Retira todos los gérmenes y desperfectos de los vegetales que hayas comprado, dejándolas en baño maría unos 5 minutos.
  2. Limpia todos las herramientas de cocina que vayas a utilizar, tales como pinzas, botes, coladores. 
  3. Procura usar botes de cristal, pero que no sean demasiado grandes. Esto hará que la densidad del aceite sea mejor aumentando sus propiedades.
  4. No condenses el alimento como si estuviera al vacío. Que pueda moverse con naturalidad, pero tampoco demasiado. Piensa en ello como si fueran cubitos de hielo en una bebida.
  5. Quitale todo el aire a través del baño maría durante casi una hora, a fuego medio. Procura que el envase quede perfectamente sellado, sino se perdería el beneficio de la conserva y le podría entrar aire con los consiguientes gérmenes, dañando el producto.

Cómo mantener las conservas caseras a lo largo del tiempo

Una vez que hemos hecho el proceso de sellarlas herméticamente, tenemos que tener en cuenta unos cuantos aspectos esenciales a la hora de mantenerlo y consumirlo. 

Os dejamos con unos consejos de las conservas caseras:

  • Una vez elaborada, que no pase más de un año para consumirlo, aunque nos pueda durar años. Cuánto más esperemos, mas probabilidades de que se enrancie.
  • Etiqueta cada tarro de conserva con la fecha de elaboración para saber cuando consumirlas. 
  • Una vez elaboradas, coloca el tarro boca abajo durante 10 días para retirar el aire sobrante y aplastarlo. Pasado ese tiempo, colócalo en su posición correcta.
  • Si con el paso del tiempo se raja el bote o tiene rotura, mira para ver si se puede consumir o tíralo. Revisa que no tenga moho o cualquier olor desconocido.
  • Conserva en lugares secos y fríos, que no superen los 20º. Una despensa será suficiente, mantenlo alejado de productos químicos y la luz directa del sol.
  • Una vez abierto, consumir en los dos primeros días, usando la nevera como protector en esos días.

Descuida si a la primera no te sale al conserva a la perfección, es cuestión de práctica continua. A la mínima de que una conserva no parezca 100% sana, tírala y haz una nueva. ¡Ahora ya conoces la forma de hacer conservas diarias! Si quieres, puedes dejarnos tus ideas en la caja de comentarios para que entre todos mejoremos estos pequeños trucos. 

Conservas Caseras con Aceite de Oliva
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top